Antecedentes e Introducción

Posted on

“La Organización por si misma realmente no logra nada; los Planes tampoco logran nada, las teorías de Administración son importantes pero no tanto; los esfuerzos tienen éxito o fracasan a causa de las Personas Involucradas. Sólo integrando a la mejor gente se pueden lograr las Grandes Cosas ” ( Colin Powell )

En cualquier encuesta donde a los líderes se les pidió que identificaran temas más importantes que enfrenta la Empresa, el talento es una de las características de mayor relevancia en la lista. Uno de los temas más importantes hoy en día es encontrar y retener a la gente buena, con gran capacidad de liderazgo para alinear las prioridades individuales y organizacionales. La Administración del talento ejecutivo es un motor clave de la eficacia empresarial, sin embargo, pocas organizaciones están haciendo esfuerzos serios y sistemáticos para crear un lugar de trabajo donde la gente buena en realidad trabaje de forma integrada. En el pasado la gestión del Talento era a través del CEO, y de su cuerpo Directivo delegando esta actividad fundamental en el área de Recursos humanos quienes asumían y llevaban a cabo sus propias consideraciones, lo que a la fecha origina una mala Eficacia y Productividad en el logro de Resultados (Richard Rekhy ).

El diferenciador principal entre una gran Empresa y una buena Organización es el talento con la que se ha nutrido y construido.

Si usted tiene un proceso y la fórmula basada en el sistema de gestión del talento de manera tradicional con la dirección sólo de RH entonces, terminará la construcción de una organización mediocre con gente mediocre, y mucha gente continuará paseando por los pasillos de la Empresa sin un fin, propósito u Objetivo Productivo y de Valor.

Ser democrático es justo, pero, para ayudar a construir una Organización de clase mundial sólo se logra esta de forma integrada palabra que mucho se cita pero no se aplica ni se comprende bien en su contexto.

Si quieres que tu organización pueda alcanzar la tan citada Excelencia, entonces, la gestión del talento tiene que estar en la mente de toda la Organización.

Cuando la Organización finalmente se integra entonces sólo entonces se podrá decir que es una sola unidad para el logro de sus Objetivos Estratégicos acorde a sus principios de la Calidad Total y no como hasta ahora una Organización con un organigrama piramidal con las supuestas líneas de interrelación entre los diferentes niveles funcionales de autoridad y de manera ascendente y la prueba son los Resultados unos trabajan más que otros , los Resultados son entre bien y regulares y la estructura organizacional no es la óptima.

“Cuando se formó a un líder, no se le dio una corona, se le dieron responsabilidades para lograr obtener lo mejor de los demás.” – Jack Welch